Como se gana la vida una modelo webcam, un oficio que disparó la pandemia

By luxus.studio 2 meses agoNo Comments
Home  /  Sin categoría  /  Como se gana la vida una modelo webcam, un oficio que disparó la pandemia
Como se gana la vida una modelo webcam

Como se gana la vida una modelo webcam

En una casa del barrio Fontibón de Bogotá, a punta de seducción y sexo virtual con sus solitarios clientes se ponen hasta 50 millones al mes. Así funciona el negocio. Como se gana la vida una modelo webcam.

Como se gana la vida una modelo webcam, un oficio que disparó la pandemia

Foto: Leonel Cordero

El estudio está metido dentro de una casa de tres pisos de fachada modesta. Parece una casa familiar cualquiera. Al cruzar la puerta la pinta de hogar desaparece. Un logo dorado que amarra una G y una B sobre una pared brillante de color verde esmeralda empieza a mostrar la elegancia del lugar. Es la oficina principal. Es también el sitio desde donde Lucena monitorea a las siete modelos webcam que en sus confortables habitaciones juguetean al sexo y charlan con los clientes a través de las gigantes pantallas. Ellas les llaman usuarios. A veces están conectadas hasta con tres usuarios al mismo tiempo.

Le puede interesar: Los mejores moteles de Bogotá listos para atender sus clientes clandestinos

Aura montó el estudio hace ya tres años. Dos de sus primas eran modelos webcam. Ganaban bastante dinero. Le propusieron entrar como una de sus compañeras. La visión y expectativa de Aura, una realizadora audiovisual y diseñadora gráfica de la Tadeo Lozano, estaban puestas más lejos. Empezó a averiguar más del negocio. Contactó conocedores del tema. Invirtió en sus averiguaciones. Cuando ya creía tener la información casi completa renunció al periódico en el que trabajaba. Juntó la liquidación, algunos ahorros y otros dineros.

Al poco tiempo, Aura compró una casa en Fontibón. Compró computadores, cámaras de video, camas, espejos y algunos juguetes sexuales. Contactó a través de redes sociales a mujeres que quisieron trabajar como modelos webcam. Y empezó. Invirtió más de $40 millones. La inexperiencia y malas asesorías le jugaron en contra. Meses después aún no había frutos. Buscó el acompañamiento de uno de los gurús del negocio en Colombia. Replanteó el negocio. Vendió lo que pudo. Recuperó muy poco. Hace dos años volvió a empezar desde ceros.

Tamara no se llama Tamara. Tiene 27 años. Es una bogotana negra de pelo enroscado que parece sacada del mismísimo mar pacífico. Su papá es chocoano. Su mamá es cartagenera. Tamara tiene una personalidad tan arrolladora como su sonrisa de blancos dientes perfectos. Hace un año atendía la barra de tragos de un restaurante estrato seis en Bogotá. Se ganaba un millón doscientos y algunas propinas. Hoy se gana cuatro o cinco veces más.

modelaje webcam

Tamara es una bogotana negra de sangre caliente. Sus padres son de Chocó y Cartagena. Juguetea con los usuarios para entretenerlos y divertirlos. Ella también se divierte mientras gana buen dinero. Foto: Leonel Cordero.

Un amigo le habló de lo bien que se ganaba en el modelaje webcam. El dinero fácil —que no es tan fácil— le llamó la atención. Al poco tiempo, sin decirle a nadie, ya estaba trabajando en una página de modelos webcam gratuita y para un estudio pirata que en la que le fue medio mal. Duró solo un par de meses y luego encontró Berry, un estudio legal.

Lea también: Así viven los pobres más pobres de Bogotá

Hay dos clases de estudios: los legales y los piratas. De estos últimos hay cientos en Bogotá y miles en el país. Los diferencian principalmente la documentación ante las autoridades y la forma de trabajar. Los legales están inscritos ante Cámara y comercio, la alcaldía, bomberos. Los vigilan estas entidades. Firman contratos con las modelos. No aceptan menores de edad. Pagan impuestos. Son empresas constituidas con reglas. Tienen contador. Revisor fiscal. Las modelos trabajan en espacios dignos y su pago está asegurado. La mayoría de estudios legales trabajan en plataformas digitales privadas donde la identidad de las mujeres y hombres que ejercen el oficio está menos expuesta. En cambio, los estudios piratas lo hacen en plataformas gratuitas en las que el acceso no está restringido y donde las modelos ganan mucho menos dinero en condiciones laborales menos o nada dignas.

Las confortables y lujosas habitaciones son las oficinas de cada modelo. Están diseñadas especialmente para la comodidad de ellas. Allí pasan en promedio ocho horas al día. Foto: Leonel Cordero.

Las modelos que trabajan para estudios de alta calidad reciben constantemente asesorías y capacitaciones en actuación, idiomas, manejo de tecnología, servicio al cliente, expresión corporal, entre otras. El objetivo final es que diviertan y entretengan a sus usuarios el máximo de tiempo posible con buenos shows sexuales y sobre todo conversaciones interesantes. La mayoría de usuarios son solitarios que buscan compañía.

La habitación en la que cada modelo trabaja es su oficina. Berry tiene siete habitaciones. Están bien adecuadas. Tienen una cama muy cómoda, sillones lujosos, finos cubrelechos, grandes espejos y pisos de madera. Para contactarse con sus enamorados tienen un potente computador ligado a una red de internet muy veloz y de gran capacidad. Tres cámaras de alta tecnología para poder tener como máximo tres usuarios a la vez. Cada una tiene su kit personal de juguetes sexuales. Cada una tiene que comprar sus juguetes y sus sensuales ropas.

modelaje webcam

La mayoría de sus usuarios son de otros países. Los extranjeros son los que más dinero invierten en este negocio; pagan muy bien cada minuto que chatean y tiene sexo virtual con ellas. Foto: Leonel Cordero.

En este negocio se gana por el tiempo en que la modelo pueda tener conectado al usuario. La mayoría son extranjeros. El minuto pude costar 5 dólares o más. Depende de la popularidad de las y los modelos. Los usuarios pueden quedarse por horas no solo teniendo sexo virtual sino extensas conversaciones. Aura dice que es un negocio en el que los usuarios pagan principalmente por compañía de mujeres u hombres que les gustan. Pagan con tarjetas de crédito previamente inscritas.

Con mucha regularidad se tejen relaciones afectivas —ficticias por parte de ellas— entre usuarios y modelos. Les llaman sus “enamorados”. A Tamara no le gusta tener “enamorados”. Ella no llegó para quedarse un largo tiempo como modelo webcam. Tiene unas metas claras. Está arreglando la casa de sus padres. Está estudiando coctelería y bartender. Va a ahorrar cierta cantidad de dinero. Se quiere ir a trabajar al extranjero. Tamara dice que va hasta diciembre.

modelaje webcam

El estudio webcam gana en promedio lo que gana una de las modelos al mes. hay meses que pueden ser muy buenos, como otros en los que los ingresos bajan. En pandemia a todos los estudios les fue muy bien. Foto: Leonel Cordero

Lorena tiene 19 años. Está en el modelaje webcam desde que cumplió 18. Tiene el cuerpo lleno de tatuajes. Tiene ojos azules. A diferencia de Tamara, el modelaje webcam es su pasión. Está enamorada de lo que hace y del dinero que quincenalmente llega a su cuenta bancaria. Gana más de siete millones al mes. Lorena siguió los pasos de su hermana mayor, quien lleva de modelo webcam tres años. Los papás de Lorena y su hermana saben lo que hacen. No fue fácil para ellos aceptarlo. Hoy las apoyan. Tuvieron que hacerles entender que no son prostitutas. Nadie las toca, ni las abusa. Nadie las obliga a hacer lo que no quieran. Y ganan buen dinero. Aura ha tenido modelos que ganan hasta diez o veinte millones mensuales. Hay modelos top que pueden hacerse más de cincuenta millones al mes.

El estudio gana un porcentaje del dinero que hacen sus modelos. Berry gana unos veinte millones mensuales. En pandemia les fue muy bien. Debido al confinamiento mundial que originó el virus del Covid-19, las modelos y los estudios webcam ganaron muy buena plata. Los usuarios tenían más tiempo disponible en sus casas frente a sus computadores y gran parte de ese tiempo se lo dedicaron a las modelos webcam, que son una diversión, un pasatiempo para muchos solitarios que buscan por unos cuantos dólares una compañera que les brinde conversación, noviazgo y sexo virtual.

Tomado de @las2orillas.co

Category:
  Sin categoría
this post was shared 0 times
 100
About

 luxus.studio

  (30 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.